A- A A+

Selector de idioma (Español)

"Nuestra casa está llena de recuerdos…y de historia."

La Casa Rural Los Aromos es una casa tradicional canaria de dos plantas cuyos origen comienza por finales del siglo XVIII, situada en un lugar privilegiado, rodeada de cuidados jardines, y con unas vistas a todo el valle de Hermigua, que invita a relajarse y disfrutar de todos sus detalles.

"Esta casa tiene un valor emocional para nosotros, que no es comparable con el valor económico."

 

Para conocer mejor su historia, hablamos con Teresa Trujillo, una de sus propietarias, que nos contó, con mucho cariño en sus palabras, la historia familiar de esta casa llena de recuerdos.

“Esta es nuestra casa familiar. Aquí vivimos toda nuestra infancia, hasta que terminamos nuestros estudios y nos fuimos a Tenerife. Nosotros somos 6 hermanos, y tenemos unos recuerdos maravillosos de nuestra estancia aquí, con nuestros padres, primos, las cosas que se hacían, las fiestas, las reuniones, las matanzas de cochinos, que venían todos los invitados de mis padres y era algo que duraba un par de días. ¡Tenemos tantos recuerdos! Que esto tiene un valor emocional para nosotros, que no es comparable con el valor económico. Si fuera así, ya la hubiéramos vendido”

“Llegó un momento en el que nos tuvimos que ir a Tenerife para poder seguir con nuestros estudios, y al final hasta mis padres lo hicieron también. Al finalizar los estudios, pues empezamos a trabajar, lo lógico. Luego te casas, te dedicas a tu vida allí, y te olvidas de que tienes casa en La Gomera. Siempre habíamos tenido finca, y los medianeros la atendían. Pero la casa estuvo cerrada muchos años con el consabido deterioro”.


Paca Zamora.
Impulsora de la rehabilitación de la Casa.


“Esta casa es una edificación antigua, de estilo canario, con los muros de piedra y barro como se trabajaba antiguamente, y que fue rehabilitada hace unos 30 años. Ahí fue cuando nosotros tomamos la decisión de rehabilitarla. Mi madre tenía mucha pena por perder “su casita”, y ver cómo se iba cayendo y destruyendo. Entonces nos juntamos todos los hermanos. Fue una cosa bonita por la vivencia de esos primeros años de rehabilitada y, por suerte, nuestra madre pudo disfrutarla durante muchos años antes de que falleciera y sus mayores recuerdos los tenemos asociados a Los Aromos.”

“Pero más adelante los pequeños fueron creciendo, nosotros nos íbamos haciendo mayores, y había que tomar una decisión, porque el mantenimiento de la casa suponía demasiados gastos. En ningún momento por nuestras cabezas pasaba el poderla dedicar a turismo, porque nos parecía algo triste que en el momento de que quisiéramos venir a nuestra casa estuviera ocupada por otras personas.”

“Y por eso tomamos la decisión de empezar con el turismo rural a través del CIT, que fue lo primero que empezó en La Gomera con el turismo rural. Hicimos una inversión enorme para preparar toda la documentación y ponerla en condiciones. Nuestra idea siempre fue que lo se produzca de beneficios se volviera a invertir en el mantenimiento de la casa.“

“Al principio la casa se ocupaba poco, y justo estábamos en ese dilema de qué hacer, cuando apareció la Carta Europea de Turismo Sostenible. ¡Y para nosotros fue tan fundamental el descubrimiento de la CETS! Probablemente hubiéramos tenido que pensar en la venta porque no podíamos sacarla adelante”.

“Nosotros teníamos dos problemas importantes. Uno es que no vivíamos aquí todo el año, con lo que no tienes ese contacto con el cliente, y por otro lado, que no es de una persona sola, sino de cuatro. Por eso cuando llega la CETS, con esa metodología que tiene, con esa organización, planificación, de llevarlo todo transparente, el poder distribuir las tareas, todo esto ha sido para nosotros algo realmente importante”.

 

Su relación con la Carta Europea de Turismo Sostenible comienza en el segundo período de acreditación de empresas.

 


“Una amiga que ya estaba adherida, me comentó la existencia de la CETS. Entonces hablé con Conchi, y me convocaron a la reunión cuando se abrió el plazo para que entraran nuevas empresas. Y cuando yo oí las características, y sobre todo el Plan de Acción, nos quedamos entusiasmados, porque era lo que nosotros queríamos que fuera la casa. No sólo conservar lo que tienes, sino que ese Plan de Acción sirviera para crear nuevas cosas”.

“Una de las acciones del Plan de Acción de Casa Los Aromos es su apuesta por incluir especies autóctonas en el jardín, y además incluir su nombre para dar a conocer al visitante información sobre la flora autóctona de la isla”.

“Nosotros coincidimos mucho en la preocupación por el medio ambiente. Es una concienciación que tenemos nosotros como empresa, y en la que coincidimos con el Parque. Entonces ponemos en conjunto con ellos un montón de objetivos, y mejoras en la gestión”.

 

Teresa nos comenta que la CETS les ha servido para apostar por este proyecto de forma definitiva.

“Gracias a la Carta, nosotros hemos hecho que nuestro proyecto sea viable. Y la red de empresas también la veo como algo muy positivo. Nosotros tenemos con eso una penita, porque a la mayoría de las reuniones que realizan, no podemos asistir al no vivir en La Gomera. Nos gustaría asistir a las Juntas y participar en los eventos que organizan pero no es posible. Lo que intentamos es venir siempre a los encuentros anuales ¡Que no nos hemos perdido ninguno! Y acudir a algunas acciones específicas cada vez que podemos, con el fin de interactuar con el colectivo.

 

Empresa: Casa Rural Los Aromos.

Actividad: Alojamiento.

Dirección: El Tabaibal, Hermigua.

Teléfono: 0034 696923847