A- A A+

Selector de idioma (Español)

Entrevista a Yanira y Enekoiz: Ymaguara Turismo Sostenible, Desarrollo Rural

“Yo nací en Tenerife” comienza Enekoiz, “pero La Gomera siempre formó parte de mi vida. Pasaba todos mis veranos aquí, metido en el barranco de El Ingenio, aquí en Vallehermoso. Después de esa época con mi familia, continué viniendo, pero de otras formas: solo, con amigos, de caminata, a pasar unos días. Siempre acababa en La Gomera, y desde entonces ya tenía este proyecto en mi cabeza, trabajar en La Gomera con temas de turismo”.

 

 

“Hace ya más de 8 años vine a La Gomera con la idea de montar algo relacionado con el turismo sostenible y el desarrollo local. Inicialmente me puse a buscar trabajo en lo que fuera, pero no conseguía nada. El problema es que en ese momento no había financiación, teníamos que financiarlo todo nosotros. Y sin recursos económicos propios, hacía muy difícil poder sacar el proyecto adelante”.

“Al final me fui a Barcelona con Yanira, que ella estaba allí desde hacía 5 años. Me puse a buscar trabajo, lo encontré y estuvimos un año y medio”.

“Él estaba con un proyecto que se iba a llamar 'La cabra con botas', que yo diría que serían las bases de Ymaguara” nos confirma Yanira, “en el que estaban juntos Enekoiz con otro chico que estaba más vinculado a las actividades acuáticas”.

 

 

“Yo en Barcelona ya estaba terminando de estudiar Interpretación y la carrera de Empresariales. Y cuando terminé todos mis estudios, el proyecto de Enekoiz seguía ahí en nuestras cabezas. A mí me gustaba mucho la idea, y me daba mucha pena que se quedara estancado. Igual, si hubiera estado sola me hubiera quedado otro año en Barcelona intentando buscar trabajo en interpretación, o irme a Madrid o a Londres. Pero como estaba el proyecto de Enekoiz, y a mí me gustaba mucho, me apetecía volver a Canarias en ese formato, y pensamos: ¡oye, vamos a darle caña a este proyecto! Y ahí empezamos a volver a repensarlo todo: definirlo bien, planificar todas las posibilidades, fuimos a la Cámara de Comercio de Barcelona para pedir asesoramiento, buscamos el nombre de la empresa.... Y así surgió Ymaguara, Turismo Sostenible y Desarrollo Rural”.

“Y en julio de 2012 llegamos a La Gomera. Justo el año del incendio desgraciadamente. En noviembre de 2012 inauguramos nuestro primer local en Vallehermoso”.

“Para nosotros” , continúa Enekoiz, “La Gomera se estaba enseñando turísticamente como algo estético, y a mí me faltaba el contenido vinculado al territorio. Yo tengo muy presente a mi abuelo, todo lo que él me contaba, a sus historias, y eso está muy presente en el proyecto, en la filosofía de Ymaguara, tener esta responsabilidad histórica. Creo que es lo único que puedo aportar para poner en valor el sacrificio y esfuerzo de aquella generación que luchó por construir este territorio. Es por decirlo así, una especie de deuda histórica, probablemente de mí hacia mi abuelo”.

“Por eso Ymaguara tiene el apellido de Turismo Sostenible y Desarrollo Rural: sostenible porque creemos en un modelo turístico diferenciado, y desarrollo rural porque gran parte del trabajo que hacemos es por generar beneficio en el entorno en el que vivimos y con la gente que vive en esta isla. Por ejemplo, el dar clases en verano de natación en Vallehermoso. Para mí, el saber que hay una generación de niños que aprendieron a nadar conmigo, significa que estoy aportando algo al territorio. Y por supuesto, todo lo referente nuestros productos turísticos, que siempre intentamos que generen recursos económicos a otros, además de a nosotros”.

“Nuestra empresa está viva, y siempre estamos pensando en nuevos productos, y en ir creciendo poco a poco”.

“Al principio, abrimos una tienda con la idea de visibilizar el sector de la artesanía, que los artesanos tuviesen un punto de venta que no trabajara con comisiones ni menospreciara su trabajo. Pero claro, la tienda tiene un horario de apertura concreto y para hacerlo compatible con las otras actividades que hacíamos era complicado”.

“También en este local, empezamos a desarrollar la rama más cultural de la empresa: los cuentacuentos, teatro... Y esa parte sigue en la empresa, pero es cierto que nos hemos ido enfocando más hacia el turismo y las actividades en el medio natural”.

“Como empresa trabajamos en áreas muy diversas, tanto en diferentes tipos de servicios turísticos, como en actividades más de desarrollo local o de dinamización, como fue en los dos últimos años, la gestión del Centro de Interpretación Las Loceras en El Cercado, los diversos cursos y talleres, actividades extraescolares para los colegios, o clases de teatro, de patinaje, los campamentos urbanos, o cursillos de natación que organizamos en verano”.

 

 

“En la parte de turismo también trabajamos diferentes formatos, como la organización de visitas de agencias tipo famtrip, o algo un poco más novedoso como el trabajo de localización, asesoramiento y coordinación de producciones cinematográficas o publicitarias. Y por otra parte también creamos paquetes turísticos propios que vendemos a las agencias, y nosotros nos encargamos de todo el desarrollo del producto aquí, en el destino. También estamos trabajando con los colegios del Archipiélago, ofreciendo actividades de turismo activo en la isla: kayak, stand up paddle, salto del pastor, bicicleta, senderismo, etc… que está funcionando bastante bien”.

 

Su relación con la Carta Europea de Turismo Sostenible comienza en el segundo período de acreditación de empresas, pero lo conocieron prácticamente desde sus inicios.

“El proyecto de la Carta lo conozco desde el 2008” nos cuenta Enekoiz, “porque estaba por La Gomera con unos amigos y coincidió que había unas Jornadas en Alajeró donde se presentaba un libro sobre el Turismo Rural en Canarias y fui. Y allí, ya empecé a oír hablar de la CETS. Compartimos la misma filosofía y por eso cuando se abrió el nuevo periodo de acreditaciones nos unimos a la CETS”.

 

Dentro del Plan de Acción de Ymaguara Turismo Sostenible, Desarrollo Rural, destacamos el trabajo relacionado con la interpretación del patrimonio y el apoyo a la artesanía local.

“Cuesta que el sector turístico demande el producto artesano. El Centro de Interpretación de Las Loceras en El Cercado, es un proyecto en el que hemos creído ciegamente, pero con el que también, nos hemos dado cuenta de que es muy difícil acercarlo al sector turístico de la isla. Por eso, seguimos buscando fórmulas para intentar unir estos dos sectores: artesanía y turismo, un binomio que consideramos como crucial, si realmente queremos desarrollar un modelo turístico sostenible que ponga en valor el territorio”.

“La CETS es un proyecto en el que creemos, y pensamos que tiene muchas cosas positivas, y también muchas cosas mejorables. Creemos que a veces, desde el colectivo nos centramos sólo en la parte ambiental de la sostenibilidad, pero nos olvidamos de las otras patas de la sostenibilidad (la económica y la social)”.

“Creemos que nos falta avanzar mucho en el trabajo en red de verdad. En nuestra filosofía de empresa, por ejemplo, no trabajamos con comisiones, porque nuestra mejor comisión es el trabajo en red. Y este concepto creo que está como filosofía en la CETS, está como intenciones, pero no se llega a desarrollar verdaderamente. Creo que necesitamos conocernos todos mejor, y conocer qué ofrecemos cada uno, para así poder promocionarnos más entre todos”.

 

Empresa: Ymaguara, Turismo Sostenible y Desarrollo Rural

Actividad: Servicios turísticos.

Empresa adherida a la Carta Europea de Turismo Sostenible en La Gomera.

Web: www.ymaguara.com

Teléfono: +34 922800 329/659 992 205