A- A A+

Selector de idioma (Español)

Brigitte Dedies – El Cabrito: Una isla dentro de la isla

El Hotel Finca El Cabrito se encuentra en la playa de El Cabrito, cerca de San Sebastián de La Gomera, solo se puede acceder hasta este lugar en barco o a pie. Esta particularidad hace que tras llegar a sus instalaciones el tiempo se paralice, la tranquilidad y la paz te invadan, sintiéndote un privilegiado al conocer un lugar tan mágico y único. Una isla dentro de la isla.

Hoy, junto con Brigitte, una de sus gerentes, conoceremos un poco mejor su historia, así como todo lo que ofrece este Hotel.

La Finca del Cabrito tiene su origen a principios del siglo XX cuando Isabel Veguero y su marido Filiberto Darias, compraron una finca de cochinilla en el Barranco Juan de Vera. Dichos fundadores, junto con sus hijos, transformaron este lugar en una floreciente finca de tomates y más tarde de plátanos.

 

 

A finales de los años ochenta, una comuna austriaca compró este lugar buscando un refugio para sus miembros tras la catástrofe de Chernóbil. Al cabo de 3 años, la comuna se disolvió y la Finca pasó a manos de una cooperativa que organizó este lugar como centro vacacional para sus miembros. El entusiasmo e interés de los miembros por este valle aislado, sin carretera, fue el motor que impulsó la apertura de El Cabrito para todos los públicos.

“Yo llegué aquí huyendo de Chérnobil. Como hablaba algo de español y hacía agricultura ecológica, me decidí a venir a El Cabrito. En ese tiempo aquí estaba la comuna, y cuando se disolvió, se desarrolló una cooperativa. Y en ese momento decido intentar desarrollar en El Cabrito un proyecto de agroturismo”.

“Éramos 4 personas las que creíamos en esta idea, y nos quedamos aquí intentándolo, con pocas cosas, pero con mucha ilusión de mantener este lugar, porque para nosotros era un paraíso y queríamos conservarlo. Y los numerosos gastos de este lugar, con acceso solo por mar con un barco, con agua propia, con depuradora propia, con presas propias, con un transformador propio que trae la luz; pues son muchos gastos, y sólo con la agricultura no permitía cubrir todos esos gastos. Y por eso surgió la idea de traer turistas y ofrecerles este lugar para poder descansar. Y como yo era la responsable de la agricultura, para mí era muy importante que se conservara la agricultura”.

“Nosotros hoy en día funcionamos como un hotel, y ofrecemos alojamiento con pensión completa, porque aquí estamos aislados. El alojamiento son las antiguas casas de las plantaciones de la familia Darias, que crearon esta finca en el siglo pasado. Nosotros valoramos muchísimo la cultura y la forma de construcción, y por eso hemos respetado las construcciones existentes. Siempre hemos intentado mantener esta herencia arquitectónica y cultural”.

“Nuestra filosofía desde el principio fue: no hacemos un parque con flores, sino que el jardín del hotel es la propia finca agrícola, que produce para traer sus productos a la cocina. Nuestra finca es de agricultura ecológica. Fuimos la primera empresa reconocida por el CRAE (Consejo Regulador de Agricultura Ecológica) de La Gomera. Desde el año 1994 estamos reconocidos como empresa de agricultura ecológica, y por supuesto queremos seguir así. Es algo muy importante para nosotros”.

“Nosotros todo lo que producimos se sirve en el buffet de nuestros clientes y también se transforma. Por ejemplo, todas las mermeladas que ofrecemos en el desayuno, están hechas con frutas de aquí: de tomate, de papaya, de mango, de dátiles, de plátano, de calabaza, etc. En la finca también tenemos cabras, que se ordeñan todos los días y se hace el queso fresco tradicional de La Gomera, con nuestra cocinera gomera que sabe hacerlo, y se usa en el desayuno, o con ensaladas, etc. Y con la leche de la cabra también hacemos yogur casero”.

“Desde el principio también nuestra filosofía ha sido la sostenibilidad. Antes no estaba tan de moda como ahora, pero nosotros siempre lo tuvimos muy claro. Queríamos mantener este lugar, pero respetando en todo momento el medio ambiente y conservando sus valores. Por eso apostamos por las energías renovables”.

 

 

“Tenemos placas solares desde el principio para el agua caliente de los diferentes alojamientos, de la cocina, etc. Desde hace 2 años tenemos la fotovoltaica que nos permite abastecer la lavandería (lavadoras y planchas, porque tender siempre lo hacemos al aire libre). Los vehículos que tenemos son todos eléctricos, que los hemos ido cambiando poco a poco. Tenemos una depuradora ecológica, que fue la primera en La Gomera, y que se reutiliza para regar las plantas ornamentales”.

“Y con el tema de residuos, pues toda la materia orgánica que sea de la cocina y del buffet, la utilizamos para hacer compost, ya que el compost es imprescindible en agricultura ecológica. Y para hacer el compost aprovechamos los desechos de la finca, el estiércol de las cabras, y también los desechos orgánicos de la cocina y buffet. También usamos siempre botellas retornables para las bebidas que se ofrecen en el bar y en el buffet, y todo lo menos posible de plástico. Tenemos agua potable del pozo, y decimos a nuestros clientes que tenemos agua potable y que no hace falta que compren botellas de plástico”.

Su relación con la Carta Europea de Turismo Sostenible comenzó en el primer período de acreditación de empresas.

“Yo me acuerdo muy bien. Tuve una visita de Conchi y Gustavo, y normalmente siempre que viene alguien es con la idea de pedirte algo. Pero ellos eran diferentes, estaban realmente interesados en lo que nosotros hacíamos, hablamos y nos invitaron a la reunión de las empresas, y para mí la Carta fue una cosa muy importante, que me fascinó, y que es la primera vez en la isla que veía que todos los ayuntamientos y el cabildo, estaban trabajando juntos. Yo había participado en varias cosas en la isla, en la Asociación de Agricultura Ecológica, en el CIT del Norte con La Gomera isla ecológica, en varias cosas siempre que fueran en el sentido de la sostenibilidad”.

“Pero para mí fue fascinante la forma de trabajar, que se preguntaba a la gente, que se preguntaba desde las bases, fueron muchas reuniones, con mucha gente diferente, de toda la isla, y todo el proceso me encantó. Esta forma de trabajar donde todos participan me fascinó, y creo que es una cosa que la Carta ha aportado no sólo a los empresarios, sino también a toda la isla”.

Una de las acciones destacadas de su plan de acción es el diseño y la implantación de un plan de formación para todo el personal con el objetivo de transmitirles la filosofía de sostenibilidad de El Cabrito y la filosofía de la propia Carta Europea.

“Muchas veces uno no sabe destacar o dar valor a lo que tiene o a lo que hace. Y creo que tras la Carta, es importante para todo nuestro personal el ver lo que tenemos, el valor que tenemos, la manera de hacer agricultura sin usar venenos, de comer cosas frescas, saludables, de transformarlo; de guardar las tradiciones. Todo esto muchas veces en el día a día no se ve, y por eso para mí era muy importante”.

“Porque cuando uno viene de fuera, muchas veces ve las cosas más claras que cuando está dentro. Yo soy una persona ya madura, que tiene sus años, y para mí es importante preparar la próxima generación, que también ellos sean conscientes del tesoro que tenemos en este lugar y en la isla, para conservarlo y pasarlo a la siguiente generación. Para mí eso es la sostenibilidad”.

El pertenecer a la CETS lo valora como algo muy positivo.

“Para mí ser empresa Carta fue abrir mis horizontes. Fue salir de El Cabrito y conocer gente de la isla. Fue muy importante esta red que creamos, este intercambio. Porque la isla es pequeña, pero con la orografía, y al ser casi todo pequeñas empresas, uno trabaja el día a día, siempre tiene que solucionar cosas, y el tiempo se hace corto para intercambiar”.

“Por eso el hecho de encontrar a la gente en los encuentros CETS, en los Foros, es un intercambio muy rico, y permite desarrollar cosas, ver lo que hacen los otros, cómo lo hacen. Para mí es muy enriquecedor como empresa, también para mí personalmente, y ser consciente de lo que uno está haciendo, de valorar lo que hace. El estar involucrada en la asociación de las empresas CETS, haciendo cada vez más cositas sumamos, y hacemos que esto siga para adelante”.

 

Empresa: Hotel Finca El Cabrito

Actividad: Alojamiento

Dirección: El Cabrito, San Sebastián de La Gomera

Teléfono: (0034) 922 145 005